Breakfest2017-Dia2-25

Desde Venezuela, está creciendo uno de los proyectos revelación de la música alternativa en el continente, además de sonar al caribe: ¡Rawayana!

 

En mi caso puntual, los conocí por una amiga, que compartió una canción de ellos en Facebook. Era reggae, sonaba bien y la letra era atrapante. Vocabulario básico se llamó aquella canción con que los conocí, no solo yo, sino todo un continente, que en la mayor parte, también fue por medio de la viralidad en redes sociales. Hace parte de su segundo disco, titulado Rawayanaland, una especie de concepto/lugar donde se escucha y vive su música, aquella que lleva a un viaje. Trippy Pop, lo han decidido llamar.

Su primer disco, Licencia para ser libre, se convirtió en un fenómeno dentro de Venezuela. Con ello, lograron llegar al ya mencionado Rawayanaland, donde los países de alrededor les pusieron atención y oído. Ahora andan presentando Trippy Caribbean, una consolidación de todo, donde se han convertido en la banda revelación del continente, con sus sonidos caribeños, que coquetean con el reggae, pero que también van y agarran muchas otras cosas. Visitaron Medellín el pasado 7 de octubre para el Breakfest Festival, era su primera vez en la ciudad, pero la tercera en el país. Este mismo año, en marzo, hicieron el tercer escenario del Festival Estéreo Picnic y se destacaron ante cerca de 2.000 personas que llenaron la carpa. A la semana siguiente de su visita por la ciudad, llegaron a Bogotá para realizar un sold out en el Armando Music Hall: ya cerca de 1.000 personas los aclamaron en la capital. ¿Cuánto tardará Medellín? Al parecer muy poco.

Cómo comenzaron, de dónde salieron, cómo se les apareció el éxito, dónde salen sus canciones, su formato en vivo, y la historia y radiografía de una Venezuela musical que muchos desconocemos con la actual situación que viven. Quién mejor que Alberto Montenegro, vocalista de la banda, para responder todas las preguntas. ¡Bienvenidos!

 

Rockal ¿Cómo se conocen? ¿Son todos amigos del colegio o la universidad?

Beto Sí, amigos de colegio, de la infancia. Por ejemplo, el baterista es de mi mejores amigos que tengo, desde los 10 años. Aunque él entra después, porque al principio él no creía mucho en lo que estábamos haciendo. Sucede, sucede (risas). Después entra cuando la cuestión ya estaba andando. Pero todos ha sido así, el baterista anterior es amigo mío desde que tengo como 15 años, Tony (bajista) también.

A Abeja (guitarrista) sí lo conocí porque Tony me lo presenta. Básicamente era un proyecto de amigos (hablamos todavía del duo que tenía con Tony) y Abeja entra ahí mismo y luego Rodrigo y ahí fue como todo avanzando como bien rápido. Al principio era un proyecto de amigos donde nosotros éramos como el grupo de amigos que se van pa’ la playa, y hay una guitarra y nosotros éramos los que la traíamos…

R ¿Dónde nos ubicamos en ese inicio de la banda?

B En Caracas, a 30 minutos estás en la costa. Y Venezuela está llena de playas, y en nuestra cultura, o donde nosotros crecimos o mis gustos personales… En verdad yo no soy muy de discotecas, sino que me voy de la ciudad, a una playa, practico un deporte con viento que ese el kitesurf, me gusta mucho subir la montaña, entonces toda la vida teníamos como muchos planes a distintos sitios, fincas, playas, etc. Eramos el grupo de amigos que tocaba covers de canciones, y después yo empecé a escribir canciones de humor para bromear con mis amigos

R ¿Cómo eran esas canciones en broma?

B Nosotros tenemos una canción que se llama La Panochita, que fue la primera canción que yo escribí. Era una canción que surge porque en un viaje hacia un sitio llamado La Gran Sabana, nosotros estábamos bromeando y le decíamos a las mujeres “Panochitas”, echando broma ahí entre amigos obviamente. Es el mismo concepto que ustedes tienen acá. Empezamos ahí bromeando, y Tony y yo grabamos unas canciones con la computadora, con el micrófono de la computadora, las grabamos ahí acústicas y entraron a MySpace y se hicieron virales en aquel momento a un montón de gente. A partir de que esa canción estaba por ahí rodando, nos invitaron para un concierto en un bar tipo el Armando Records de Caracas, y se llenó. Y fue como Wow, qué loco.

R ¿Ya tenía nombre la banda?

B Ya estaba, al principio echábamos broma porque nos llamábamos Los Cofres, en vez de Los Cafres (risas). Era como el proyecto al principio, después le pusimos Rawayana. Como vez, el proyecto empezó en joda, un poco de amigos jodiendo. Fuimos al toque, nos gustó, como que estar en una tarima y tener un poco de gente cantándote, yo empecé a escribir más canciones y entonces bueno, decidimos grabar un disco, ese disco en Venezuela, pasamos de estar jodiendo con los amigos, a tocar con los tipos más pop, Chino y Nacho, como si aquí una banda empiece a tocar en joda y después empiece a tocar con Maluma y JBalvin, es como lo mismo.

R Y bueno, no sé cómo se pueda medir a Chino y Nacho con los otros dos monstruos. 

B Chino y Nacho, mundialmente son más pequeños, pero en verdad a nivel pop en Venezuela son grandes, para nosotros era super loco porque de repente nos contrataban para un festival donde estaba Oscar D’ Leon, Chino y Nacho, que son como artistas icónicos. De pronto no tenemos como acá en Colombia artistas pop muy gigantes como Shakira, Maluma y estos chamos, pero en Venezuela ellos son como los más grandes. Fue superloco porque siempre tuvimos el apoyo de un montón de gente que hizo que la velocidad con la que empezáramos a virarlizarnos y a crecer y tocar en tarima fuese bien rápida, ahí fue como ok mira, si bien este es un proyecto de joda, tenemos que enseriarnos y estudiar y dedicarle a esto, toda nuestra historia va de eso que salió tan orgánico y tan genuino a ahorita como bueno, ya los tipos están estudiando, porque seguimos estudiando mucho, ensayando y mejorando musicalmente.

Rawayana-Entrevista-3

Foto: Juan Urrego (@felinografo)

R ¿Qué profesión o estudios tiene cada uno en la banda?

B Nada. Yo estudié administración, Tony estudió administración, Fofo estudió derecho y Abeja estudio comunicación social. Fofo y yo no culminamos, Abeja y Tony sí. Por el tema de la banda. Cuando uno le dedica tiempo a algo… A mí me gusta pensar que yo puedo hacer muchas cosas, no solamente cantar, pero decidimos hacerlo y hacerlo bien y ya, en esa estamos. Está la suerte de tener la capacidad de uno escribir algo que a la gente conecta, que eso ya es una cosa que uno no sabe porqué pasa. Muchos escriben, muchos estudian y muchos trabajan bien intenso, y no sucede, y creo que la suerte está ahí. Ahora, sí hay un tema de constancia, de disciplina, de visión, de entenderte a ti bien, para hacer que otros te entiendan, es lo más importante, de tú saber que es lo que vienes a proponer, pero eso le pasan no solamente al cantante, eso te pasa a ti como periodista, le pasa al que decide vender cerveza, la idea es proponerle algo a la sociedad y nosotros estamos proponiendo esto.

R ¿El primer disco se lanza antes o después de ese concierto que me dices, era como el Armando Records? ¿Ese concierto es el click de la banda?

B El disco sale después de ese Armando Records, ese concierto fue con las maqueticase esas. Luego de ese concierto, hay un festival en Venezuela que se llama el festival Nuevas Bandas, que es como el festival de las bandas alternativas. Cuando están empezando yo recomiendo pasar por ahí, es una institución que lleva 17 años o 20 en el país, que es por donde pasan todas las bandas alternativas del momento. Nosotros hicimos esa fecha inicial y fue como wow, porque no participamos aquí. Entonces ya empezamos: vamos a grabar disco, a pasar por ahí, empezamos como a organizarnos, apasionarnos de la grabación Aunque no teníamos ni idea de lo que estábamos haciendo ya ahí empezamos todo el proyecto, pero sí fue la chispa que empezó todo.

R ¿El reggae es el punto de encuentro entre los cuatro?

B Sí, todos. Yo no escucho mucho reggae, si te soy sincero. El bajista escucha mucho reggae, el baterista escucha mucho jazz, Abeja es super rockero pero a la vez escucha mucho soul, a mí también me gusta mucho la música latina como el son, la salsa… Todos tenemos una cuestión muy variada, pero al principio, sí era como esta onda reggae pero mal tocado, no fue que profudizamos mucho en el género para proponer, fue como ejecutarlo como quisiéramos y que sonara bien, y por ende ahí está la influencia. Ahora, sabemos tocar reggae, claro que sí, no es que sea un género que pese mucho en nosotros…

R ¿Pero la decisión de sonar a reggae, a caribe, es de ustedes o también algo del territorio que habitan?

B Las dos cosas, además yo creo que como al principio era una cuestión de amigos de guitarra, el reggae te permite mucho eso, esas canciones que son como entre amigos ahí cantando, entonces el tempo del reggae y la ejecución estaba muy relacionada con el reggae, pero sí, parte de ahí. A todos nos encanta el reggae, lo disfrutamos muchísimo, pero no nos consideramos ni nunca nos consideramos en una banda de reggae.

Trippy Pop es una palabra que nos inventamos para hablar con los medios, que al final lo pusimos como música popular para viajar, es una forma de explicar que en nuestro concepto siempre ha estado el viaje, el invitar a la gente a imaginar, y englobamos la música que hacemos como eso.

Breakfest2017-Dia2-26

Foto: Sebastian Mesa (@smesa827)

R ¿Qué artistas en vivo los inspiraron? Sea en Venezuela… 

B Yo por ejemplo, y mucha gente nos compara y lo entiendo, Los Amigos Invisibles. Es una influencia indirecta, para nosotros son nuestros ídolos. Desorden Público es super influyente. También está Oscar D’ León. Cer un show de Oscar es increíble, y de todos uno aprende algo. Nosotros veíamos shows de Chino y Nacho, nos tocaba compartir con ellos y aprendías cosas de pronto que no están tan apegadas a lo que uno hace y es ver cómo funcionan, cómo es la onda, backstage, durante el concierto, es muy interesante. Y hoy en día que estamos girando en muchos paises, siempre hay algo que aprender.

A mí Cultura Profética es una cuestión que no entiendo lo bueno que son, como una vaina que, cuando nos comparan con ellos, es como wow, gracias. Además, porque es de habla hispana. Cultura ha sido uno con el que hemos compartido muchas veces, y por ahí la gente nos compara mucho con ellos, y a veces somos la banda que llegamos con ellos ahí, pero ellos saben que somos muy fans y nos gusta mucho. Yo tuve chance de verlos en el Estéreo Picnic, y estaba The Wailers, y había una cantidad de artistas.

R ¿Cómo te fue en ese Estéreo Picnic?

B Vine a ese 2014, y canté con Natalia Lafourcade en esa edición. No habíamos tocado en el país, y la primera vez que vine a Colombia fue al Estéreo Picnic de ese año. Con Natalia, yo la conocía, ya habíamos cantado en Venezuela, y le dije que estaba aquí y me dijo vente a cantar, ese día canté con ella. La verdad que nadie me conocía. También queríamos ver el festival, nos habían nombrado de él. Yo había tenido unos amigos que habían venido a ediciones anteriores, además de que estaba adentro por estar con Natalia, y ahora fue ver la diferencia de cuando yo vine con ella, ahora que vinimos nosotros también fue como interesante.

R ¿Cómo asumen el tema de las comparaciones? A muchos artistas no les gusta…

B Yo asumo que la mayoría no sabe de música. Cuando yo te presento una banda a ti, yo te digo Andrés, aquí está esta banda, se parece a esto y a esto, tú la escuchas porque se parece a eso y a eso, yo no tengo complejos con eso. Que Cultura Profética es una gran influencia para nosotros, , claro, nos gusta influenciarnos de los mejores, ahora, que si tu escuchas una canción de nuestro repertorio y me digas que se parece y que somos una copia, eso es lo que estás diciendo tú y yo sé que no.

Igualito nos pasa con cualquier comparación que nos puedan hacer porque nosotros tenemos un son cubano en nuestro segundo disco, un bolero en el tercer disco y una canción que uno mismo sabe que viene muy influenciada por alguien, ahorita lanzamos la Funky Fiesta y que además es con el productor de Los Amigos Invisibles, y está el acento ahí. En realidad entiendo que la gente siempre tenga buscar una referencia de alguien para describir lo que está haciendo X artista, y me parece hasta divertido, además uno genera algo auténtico por el error de intentar hacer algo que ya alguien lo hizo. Nosotros decimos que no tocamos reggae, pero cuando empezamos la banda estábamos intentando hacerlo, y salió eso, y no hay ningún complejo.

Rawayana-Entrevista-6

Foto: Juan Urrego (@felinografo)

R ¿Ya hay una claridad con el sonido de la banda, la identidad?

B Sí, y creo que es bien orgánico, yo escribo una canción y sé que cuando pase por la cabeza de todos y todos empiecen a ejecutar, va a hacer que el sonido de la canción se convierta en el sonido de Rawayana, la forma de tocar de todos y lo que todos están escuchando y la forma de trabajo grupal, en verdad siempre nos lleva a ese sonido que se identifica en los discos, que a pesar de la variedad de género, siempre hay algo que amarra y engloba toda la propuesta.

R ¿Componen los cuatro solamente? ¿Cómo es el manejo de los arreglos en la banda? Me parece bien importante en su propuesta.

B Nos sentamos, no solamente los 4, sino toda la banda completa. Somos 8 en tarima. Casi siempre yo escribo las canciones, en su mayoría. Hay canciones como ahorita en Trippy Caribbean que por ejemplo el baterista escribió, una que se llama Tucacas, la escribimos entre los dos. Hemos tenido ese proceso de creación desde el inicio. Él es un tipo bien profundo, fue como ese trabajo de creación que no había tenido yo antes con otro de la banda. High, salió de un ensayo, Tony hizo la linea de bajo… Wow, empezamos a tocar y yo canté el verso, salió la melodía de una y fue entre todos.

Nosotros tenemos un proceso donde yo tengo muchas propuestas escritas, y después no sentamos 4-6 de la banda, según los que estemos en el ensayo, y empezamos a trabajar la preproducción y los arreglos de lo que yo ya tengo, y de pronto en algún momento salen cosas. Por ejemplo, cuando estábamos haciendo Rawayanaland, en ese momento ya todas las canciones estaban escritas, pero en ese momento yo me monté en la batería y buscando hacer una cosa, yo empecé a contar, 1, 2, 3, Cua Cua. Y desde ese momento, hasta el tercer disco, no habíamos hecho la Funky fiesta, que salió la idea desde ese proceso del segundo, 2012. Hay un tema de cuando la banda se sienta a trabajar, a hacer canciones y orquestar, y el tema de la creación de las canciones, que son procesos distintos.

R Los 4 músicos que los acompañan, ¿hacen parte de la banda, o son músicos de sala que los acompañan en vivo?

B Yo compongo una canción, y cuando la vamos a arreglar, no solamente estamos los 4, estamos casi siempre Eddy, el tecladista, y después los otros tres, para los arreglos de vientos, etc… Manejamos la banda como un equipo de fúbol. A nosotros nos encanta el fútbol, además por la situación que tenemos en Venezuela de que mucha gente se ha tenido que ir, nosotros tenemos unos miembros titulares y tenemos nuestras bancas que son parte del proyecto. Sí hay un grupo de Whatsapp donde estamos todos los que formamos parte del proyecto, y tenemos un artista audiovisual, que a veces no voy yo a las entrevistas sino que las hace él, que es parte de todo el concepto, porque esto no lo vemos como una vaina de hacer canciones y lanzarlas en redes, no solamente lo vemos como los 8 que estamos en tarima, sino todo el team. Team de management, audiovisual,  técnico, si alguno falta, el proyecto no fluye.

Los que salimos en la foto somos las más bellos, mentiras (risas), es por una cuestión de practicidad, nuestros roles y para las entrevistas, etc etc. En realidad mucha gente depende del proyecto y trabaja en esto, Rawayana no solamente somos nosotros, sino nuestra oficina en Caracas, tenemos una gente que nos ayuda con el tema de prensa, redes… Toda esta gente es parte del equipo.

Rawayana-Entrevista-4

Foto: Juan Urrego (@felinografo)

R ¿Cómo fue sostener el formato? Se habla de que es muy difícil poner a girar a 8 personas más staff, o la popularidad ha podido sostenerlo.

B Una vez, un amigo que tenía un programa de radio, cuando estábamos empezando, me invitó a que yo llamara a Guillermo Bonetto de Los Cafres al programa de radio, lo tenía en entrevista, y le dijo Mira Guillermo, acá están unos chamines que tienen banda y te van a hacer unas preguntas. Y yo le pregunté eso, mira cómo hiciste, ustedes son como 15. Entonces la respuesta que él dio en ese momento era como Pibe, hay una cuestión que ya se escapa de las manos y que uno no sabe como funciona“. Él me ponía un ejemplo, de cuando ellos llevaron a Cultura Profética a Argentina, que también es un montón, hay una cuestión ahí de que se unen los astros y hacen que de alguna u otra forma… sí, la logística es más complicada porque es más gente, pero se logra. Obviamente uno tiene que sacrificar mucho por el tema de tu ingreso personal, pues si yo fuese DJ, me monto yo solo ahí y cobro hasta más que una orquesta de 20. Pero se logra, claro que se logra, nosotros lo hicimos.

Cuando tú eres fiel a la conexión que tú tienes con la gente, y sabes que además lo que estás haciendo, está bien, yo creo que esa insistencia que uno tiene y esa constancia, en algún momento te abren la puerta. Por ejemplo, la primera vez que vinimos a Colombia, al Armando Records, antes del Estéreo Picnic, vinimos 6 y tocamos con dos músicos colombianos. También hay formas de darle la vuelta a que el proyecto llegue a otro sitio, de pronto al principio tienes que sacrificar y viajamos 5 solamente y se buscan músicos de otro país. Además eso nos ha permitido conocer a músicos, por ejemplo la sección de vientos de ese conciertos era la sección de vientos de Monsieur Periné. Increíbles. También se nos da eso de conocer gente local y disfrutar.

R ¿Qué saben de la ciudad? Su primera vez en Medellín

B Todo el mundo me dice que es super parecido a Caracas y la verdad es que es idéntico, se parece, pero impresionante, todo, los materiales, la forma de la ciudad que es como un valle, y que las mujeres son como en Caracas, increíbles… Vemos a Juanes, JBalvin, Maluma.

Yo siento que no nos conoce nadie, es lo que siento. En Bogotá ya sé que está adelantado, porque ya hemos ido un par de veces, ahí ya hay gente que ha conectado. Aquí no tengo ni idea, es chévere porque también es otra… A mí se me hace bien interesante el tocar música para gente que no conoce, es como eso de mira, esto es lo que estamos haciendo.

R ¿Cómo es el público colombiano entonces?

B La verdad me he dado cuenta que en los países, el público es bien parecido a su clima. Es la similitud que tiene la gente con el clima y con el área geográfica, y por ende se comportan bien basados… Puerto Rico y la música es una fiesta constante, playera, cerveza y mucho tacto, chiste y broma entre la gente. También en el show. La música que más cantan y más disfrutan es la música de fiesta. En Bogotá, tú ves que gustan canciones más pausadas, suaves, la gente está todo el día en chaqueta, el frío, más conservador, pero están en la montaña, hay comportamientos que son parecidos a Caracas pero no hay tanto frío. Todo el mundo se comporta en base a dónde está.

R ¿Cuál es el concierto más especial que han hecho? Con el público arriba y todo ello, que me imagino debería tener relación con esto que mencionas del territorio

B En diciembre del año pasado hicimos un concierto bien especial en Venezuela, que nunca habíamos tenido un concierto así de nosotros, y tenía un contexto… Básicamente en Venezuela ya no hay conciertos.

 R Ahora que lo abordas, ¿cómo está Venezuela en el tema de entretenimiento musical?

B Para hacer el cuento corto, es como cuando tú tienes a unos incapaces en el gobierno, en el Estado, que han durado 20 años y que además predican una ideología que no está ni cerca de la teoría de esa ideología… Todos los sectores de la sociedad se corrompen y todo se va a la mierda.

Entonces, en la parte del entretenimiento por temas de inseguridad, de bajo poder adquisitivo, ya no está la estructura suficiente para hacer conciertos. La gente no tiene el poder adquisitivo para pagar una banda, traer una gente de Colombia, que estamos al lado, llevarlo allá y hacer un concierto cómo antes.

Para los artistas locales, que eso pase, es gravísimo, y todavía queda un under, por ejemplo el festival Nuevas Bandas, que te nombraba, ahí con las uñas logran sacarlo, pero con una calidad que en realidad no es la óptima, por el amor al arte de un grupo de personas que lo hacen simple y llanamente por eso. No hay una estructura buena. Acaban de cerrar el local este que era como el Armando en nuestra época, y tuvo que cerrar sus puertas porque no daban los números, no hay circulación. Los locales que estaban para música alternativa se convierten en locales de reggaetón porque obviamente sí hay un mercado que va a meter pepas y rumbear y escuchar cualquier cosa. Tiene esa situación que hace que la música se vea afectada y que los proyectos tengan que irse.

Todas las bandas que empezaron con nosotros en Venezuela, están todas afuera de Venezuela, viviendo en México, unos aquí, otros regados por el mundo. El último concierto fue ese en diciembre del año pasado. Ahora vamos a hacer uno de una cuestión de una finca, una carrera que tenemos allá, y estamos tratando de hacer un concierto gratuito que es la única forma de cantar allá, porque nosotros sabemos que no hay capacidad de pago y lo tenemos que hacer como labor social, y como aporte cultural, porque además los que están en todo el tema del Ministerio de Cultura en el país, son igualitos a los gobernantes, así que el criterio es super aburrido, tienen una cantidad de dinero que se lo dan a un grupito y lo manejan super mafioso, que la propuesta es cero divertida, pero como una persona que piensa, objetiva, no está de acuerdo con el gobierno que está ahí, entonces son automáticamente enemigos, y por ende tu ves que los artistas más influyentes todos están en contra del gobierno y por ende no tienen ningún tipo de apoyo cultural. Así que nuestra propuesta es bueno, nosotros no vamos a dejar de participar y de ir a la calle, y de ir a tocar a nuestra gente, y de proponer, porque al final no es solamente crítica, no es que yo vengo aquí y te digo y te hablo mierda de ellos, y yo estoy yendo allá y estoy tratando de proponer así sea una vez al año… algo, interesante, diferente, ya sabes… | R

Breakfest2017-Dia2-57

Andrés Lopez
Desde 2011 metido en el ámbito del rock local. En octubre del mismo año crea Rockal para compartir y difundir sus gustos musicales. Estudiante de Comunicación Social – Periodismo en UPB Medellín.


DÉJANOS UN COMENTARIO

También puedes leer:

Nos preguntamos quién estaba tras los simples pero bellos vídeos de Oh’laville, y nos encontramos...

¿Cómo ven el proceso Altavoz los profesionales de la música extranjeros? Aprovechamos su visita a...

La voz desgarrada que caracteriza grandes canciones de Mojiganga, volvió. Acá, la historia del...