fanatico-gunsnroses-medellin-2

Nos encontramos en la fila con William, un tipo que vio las 3 veces que el espíritu GunsN’Roses invadió el país, hablamos con él para conocer su historia. 

 

La fila de los conciertos sirven para conocer a los próximos amigos, amigas, o un futuro amor. La banda que amas y a la cual estás trasnochando o madrugando para hacer fila y ser de los primeros, es la misma banda que le gusta a la persona que tienes al lado. ¿Quién realmente te conoce Tinder? Pero en esas 5-6 horas de espera uno puede conocer la vida del otro, al igual que esa persona la de uno.

En GunsN’Roses mi plan era ir a disfrutarlo con mi novia, olvidarme de todo lo que es cubrir un concierto y ser un fanático mas. Muchos se preguntan como fué ese mítico concierto de los Guns en el 92. Mientras esperabamos conocí a William Mendoza, de 46 años, luego me cuenta que el estuvo esa noche en el Campín y acto seguido me muestra la boleta ¡No lo puedo creer!

Como si fuera poco vio a Axl en 2010 (con una banda que pretendía ser Guns) y remató con a Slash en 2011. Fue tanta la curiosidad por las historia de este personaje, que pasé un rato de esa tarde de miércoles haciéndole unas cuantas preguntas mas:

Rockal ¿Cómo viviste el de 92? ¿Cuál era la expectativa de ver a la banda en su momento cumbre? 

William Era una emoción, en el respecto de que era algo similar al día de hoy, algo increíble, indescriptible, la gente llevaba banderas y todo. El ambiente que estamos viviendo hoy 24 años después, por unos días cae, hoy es 23 y eso fue un 29. Fue algo inolvidable, igual que hoy.

R Qué tan difícil fue en esa época conseguir la boleta.

W Con la compañera Carolina, de pronto en esta ocasión corrimos con mucha suerte, y las bendiciones de Dios de ganarnos la boleta y el pasaje ida y vuelta. Pero en aquella época era mucho más fácil que hoy. Yo fui a comprarla hasta la emisora. Fue poder tener la plata en el bolsillo y comprarla, y mucha gente no creía. “Oiga, cómo va ir a ver a esos mechudos”, pero si es lo que le gusta a uno, y es lo que corre por la sangre, el puro rockn’roll.

R ¿Fue un poco decepcionante lo que pasó en el ’92? Los desordenes, por cortarlo, o lo que alcanzaron fue suficiente en el momento.

W Eso fue lo más triste, la lluvia la mala logística, lo mal que organizaron para armar el escenario cuando se cae esa tarima y están tocando November Rain, se viene eso abajo en pleno aguacero, era lógico porque por cuestiones de electricidad, tenían que cortarlo porque todos corrían peligro, y eso fue muy frustante en su momento todos tristes, todos para afuera, pero de todas maneras fueron 7 canciones y media que nos hicieron vibrar y espero que sea igual acá en Medellín.

R Me contaba que fue al concierto en 2010 de Axl, que giraba como GunsN’Roses. Hay gente que dice que no fue tan bueno y en su momento hubo críticas, como también otros dieron su visto bueno. ¿Cómo sintió aquella noche?

W El concierto estuvo bueno, porque primero que todo, en relación con la primer vez, fue completo. También llovió, hizo mucho frío porque fue en una zona de Cundinamarca que hace mucho frío, pero ese día lo complementó el cantante de Skid Row, Sebastian Bach. Ese man botó toda su energía y se dio un conciertazo, una chimba, salió Axl, hizo lo que él sabe y ya todos estábamos calienticos porque Sebastian ya nos tenía la energía al borde de los 100.

R ¿Para esta ocasión qué canciones espera? ¿Cómo ve a la banda? ¿Siente que este es el momento en que otra vez suena como en los 80-90 o es un “vamos a ver”?

W Dicen que las segundas partes nunca fueron buenas, pero en esta ocasión es una excepción, son como dos noviecitos que terminaron y van a volver. Pero es que la energía que se vive acá y lo que le vamos a dar nosotros a ellos porque no es lo que ellos hagan allá, no, cuando usted escuche los primeros acordes, se apaguen las luces se va a dar de cuenta, muchacho, lo que realmente se vivió hace 24 años, y además, esos fuegos pirotécnicos los vamos a tener cada uno de nosotros adentro con la emoción de estar acá, lo que muchos no pudieron, nosotros somos privilegiados.

R Y ahora, ¿cómo llega usted a Medellín? ¿Cómo es el concurso de Radioacktiva?

W Fueron preguntas por Twitter. La verdad yo no tengo eso, soy algo dinosaurio, ni Facebook, ni Whatsapp, ni nada de eso. Por medio de mi sobrina, ella en su cuenta me colaboró con las preguntas, como editarlas y todo, y las respuestas que yo tenía, puedo decir que me descache muchas veces, y prácticamente ayer estaba más haciendo fuera por la boleta ella, pero yo ya la tenía ganada desde hace días, y me siento muy contento. Ella me despidió con un abrazo en Bogotá y me dijo “Tío, no podemos ir los dos, pero gózelo bien chévere”

R 

W Un comentario adicional. Que ojalá que la energía que vivamos hoy, la sintamos el día que se firme la paz, porque yo tengo un pensamiento de la época del hippismo, aunque no la pude vivir, soy un intermedio. Nací después de que pasó el hippismo y antes de que empezara esta época, y puedo decir que quiero la paz, porque la paz y el rockn’roll van de la mano. | R

→ Lee aquí nuestra reseña de los Guns en Medellín

Juan Urrego
Fotógrafo por casualidades, diseñador gráfico de profesión. 4 años cubriendo conciertos en la ciudad, ocasionalmente como lente oficial de bandas como Providencia, Rey Gordiflón, Monsieur Periné, Esteman, entre otras.


DÉJANOS UN COMENTARIO

También puedes leer:

Nos preguntamos quién estaba tras los simples pero bellos vídeos de Oh’laville, y nos encontramos...

¿Cómo ven el proceso Altavoz los profesionales de la música extranjeros? Aprovechamos su visita a...

Desde Venezuela, está creciendo uno de los proyectos revelación de la música alternativa en el...