Seis meses de pre-producción tuvo encima el Altavoz Fest para tres días de festival. Este año nos sorprendió la eficacia y la magnitud del escenario Fest, así que hablamos con Felipe Santos, stage mánager del festival este año. [FOTO: Juan Urrego]

 

Felipe Santos, para gran parte del equipo de trabajo que hizo parte de este Altavoz, es considerado el mejor Stage Mánager del país. Y bueno, este hombre llegó por primera vez al Altavoz Fest, y en compañía de Génesis (empresa que realizó la producción en montaje y sonido del festival), y de Backline Co (empresa de la ciudad lider en el alquiler de equipos para conciertos), realizaron un festival para la memoria de todos.

Ya lo mencionábamos en nuestra crónica del primer día. Nos encontramos con una tarima principal gigante, imponente, y con una estructura especial y única. Sonaba una delicia, y en pantalla y luces la experiencia se potenciaba mucho más. Los cambios fueron rápidos y eficientes dentro de los 10 minutos que indicaba el horario. Así que en nuestra búsqueda de saber el porqué a esos resultados nos encontramos con Felipe.

Nos recibió con esta: El escenario es un templo, un templo que se respeta como si fuera una religión, y yo la hago respetar. Por ejemplo nadie cruza por el escenario apenas abran puertas, si tienes que ir al otro lado, bájate del escenario y da la vuelta por atrás”. Conozcan todo lo que estuvo detrás de #AltavozFest2016 en palabras de su stage mánager.

Rockal ¿Qué pasa entre banda y banda, en esos 10 minutos de cambio?

Felipe Entre las bandas básicamente se prepara todo lo que es el backline, que son los instrumentos, amplificadores, cableado, microfonería. Entonces mientras una banda está tocando, estamos haciendo el pre-seteo de la otra banda. Previo a eso, las bandas principales, las que tienen más instrumentos o las que tienen más complejidad en el momento de un show, son las bandas que seleccionamos para hacer una prueba de sonido, se le dice soundcheck. Esas bandas lo que hacemos es que llegamos, montamos toda la banda, muchas veces vienen los cantantes, a veces solamente vienen los músicos o incluso, viene el stage manager de la banda, a probar cada instrumento y se van.

Cuando la banda está seteada bajo las consolas de monitores (retorno del artista dentro del escenario) y las consolas de sala (sistema de sonido del escenario al público), se da por terminada la prueba de sonido. En ese momento queda grabada en la consola el seteo de toda la prueba de sonido, se graba la escena y ya queda ecualizado, canal por canal. Sabemos que cada instrumento nos está llegando a la consola, eso se llama una prueba de líneas. Ya después cuando llega el artista es mucho más fácil para nosotros ya montar y nada más es ensamblar, recablear y volver a conectar, y ya supuestamente todo debe estar llegando a las consolas para hacer el show. Eso es lo que hacemos entre cambio y cambio de banda.

Las bandas que no pudieron hacer prueba de sonido o no tuvieron la fortuna de hacerlo, lo que hacemos se llama “hacerlo en caliente, porque puede salir algo mal, puede que cuando tú conectes una guitarra, la guitarra no llegue (suene) a la consola en el momento, y empieza el ingeniero a decir “no me llega, no me llega”, entonces a veces tenemos que cambiar el cable, la caja directa, cosas de esas, y no solamente tenemos que ver monitores si no que tenemos llegar al front house (la carpa grande que se ubica entre el público), al frente, que desde monitores, tenemos una comunicación interna, y que en sala (front house) me digan a mí que sí le está llegando absolutamente todo.

Las consolas que están aquí adentro, se maneja monitoreo, las de afuera manejan el PA (sistema de sonido), que es lo que la gente escucha.

R Hay algo que notamos este año y fue la incorporación de este ministage donde estaban adelantando el montaje y que hizo muy rápido el cambio y montaje de los artistas en un tiempo de 10 minutos, sabiendo que muchos expertos lo dan en 15 minutos pues es la batería lo que más demora.

F Siempre en un festival, cualquiera que sea, en cualquier parte del mundo, esto funciona de la misma manera, siempre hay un área de trabajo donde tenemos muchas baterías montadas al tiempo, muchos set de percusión, muchos set de amplificadores, todo lo tenemos multiplicado de acuerdo a los rider, que es lo que pide cada artista, las referencias: para la gente que no sepa que es un rider, es como el lineamiento y las exigencias que pide el artista para su presentación, tanto en luces, sonido, tarima, dimensiones, consolas, todo. Camerinos, transportes, hoteles, eso es hospitality. El rider hace parte de la documentación como el contrato, ellos piden eso. Nos pueden pedir algo, pero en ese momento no lo tenemos aquí en Colombia, o no lo hay, entonces yo le hago un contrarider, me piden un banano le ofrezco una pera, le digo que está sabrosa, si lo aceptan, ya queda como oficial ese equipo para empezar. Esto es un trabajo que lleva más o menos unos 6 meses de pre-producción para llegar a un festival como estos, donde tenemos comunicación directa con los artistas todo el tiempo, con la oficina de management de ellos. Allí negociamos el contrarider. Pero un festival siempre funciona de la misma forma en cualquier parte del mundo, hay un área de trabajo donde está todo el backline, donde tenemos la sobretarima sobre ruedas para poder desplazarnos más fácil sobre el escenario.

R Pero a lo que voy es que en ediciones pasadas se trabajó en espacios más pequeños, que no eran muy notorios como lo fue este año, y que por ejemplo se hacían alternativas como la pared de amplificadores y el doble set de batería en escena, que es solo seleccionar con cuál se toca y conectar.

F El primer día lo hicimos por practicidad, además, personalmente, es un gusto muy personal. A mí me gusta ver el escenario así, porque con los amplis le da un toque como vintage, no sé, a mi me gusta. Se ve más robusto. En este caso, pues en este momento tenemos tres sobretarimas en escenario (montaje Damian Marley), la cosa es diferente, pero cuando tienes una sola sobre tarima, que es la batería, se ve como muy vacío.

Este escenario es muy grande. Mide 24mts de boca por 15mts de profundidad, y entre 13 y 15mts de altura. Este escenario, que llega al Altavoz por primera vez, tuve el honor de inaugurarlo en Estéreo Picnic hace dos años. El principal, el Tigo. El mismo escenario lo usamos, y este mismo escenario sale para Guns and Roses por ejemplo, y sale para otros festivales…

R Ahora, los cambios fueron muy rápidos y eficientes, cosa que no se notaba desde que el festival cuando tuvo la tarima giratoria. ¿Cómo llegamos a la decisión de esta carpa lateral más grande?

F La tarima giratoria es muy chévere, pero hay que saberla trabajar. Yo hago un festival con tarima giratoria, voy para allá ahora, voy a Tunja a realizar Aguinaldo Boyacenses, hago con tarima giratoria ese festival, y después voy hasta Puerto Gaitán a hacer otro festival con la misma tarima. La tarima principal, lo bonito es que, si tienes una tarima giratoria, la ventaja de eso es que nunca para la música. Porque eso que tenemos que pasar a esos cambios, por más rápidos que sean, hay un bache, en la tarima giratoria no porque mientras que está tocando una banda, yo estoy haciendo el cambio atrás, estoy cambiando y pasando todo atrás.

En esta tarima, por más que adelantemos todo, tengo que desplazar las cosas, llevar hasta posición, recablear, conectar los micrófonos que están en sobretarima y ahí tengo que buscar los cables para conectar todo y después que llegue a consolas.

Simultáneamente en la tarima giratoria se maneja igual, dos consolas, una maneja el escenario A y el escenario B, y entonces mientras uno está tocando en el A, yo estoy atrás en el B montando, hablando con mi ingeniero, “¿te llega?”, “sí”. O sea, yo monto a la banda, y lo único de la giratoria es eso, que cuando termina la banda que está tocando, yo le doy la orden a la de atrás y arranca, mientras que unos se están despidiendo, los otros están ingresando al público. Eso tiene su sabor. Si tú tienes una tarima giratoria, y hay baches no estás haciendo nada, esa plata se perdió.

Déjeme decirle, es la primera vez que vengo a este festival y estoy súper agradecido con la Alcaldía, de verdad nunca me imaginé las dimensiones de este festival, tienen en este momento, en esta tarima, lo último en tecnología, el último techo que hay en Colombia, esto se llama un techo Eurotruss. Como te digo lo estrenamos en Estéreo Picnic hace dos años y estábamos nosotros mismos destapando, tornillo por tornillo, el plástico y todo, y lo ayudamos a armar, eso hace que uno le coja más cariño al techo, duramos como 15 días días armándolo porque era básicamente con instrucciones, como armando un lego, y eso que Eurotruss mandó a su gente a que nos ensañaran a montarlo, entonces uno le coge cariño al techo, pero qué alegría que Medellín está haciendo cosas tan importantes, se está demostrando la calidad de producción que hay en Medellín, definitivamente la ciudad cuenta con 3 compañías absolutamente profesionales y la verdad ojalá volvamos a hacer este festival, que me vuelvan a invitar y sería gustoso volver acá. Siéntanse orgullosos ustedes como paisas que tienen un producción y un personal de trabajo impecable, tienen los sujetos y todo para hacerlo.

R Por último, el house mix (aquella carpa que se ubica entre el público) en esta ocasión, y en muchos festivales, se ubica a un lado, ¿se puede? Además, es necesario el corredor que separan el espacio entre el público?

F El house mix técnicamente debe ir en el centro, a 30 mts de la tarima, máximo 40mts, no puede pasar de 40mts, ¿porqué? porque tú tienes el PA (las cabinas de sonido colgadas de un lado a otro), en un sistema arryde, que quiere decir que están colgados, el ingeniero de sonido debe oír en estéreo al estar en el centro oye tanto el lado izquierdo y derecho, eso hace que él tenga concepto de cuál lado está sonando mal, cuál lado está sonando más duro que otro, y que el ingeniero pueda hacer su trabajo como es debido.

Al estar de lado, hay bandas que no lo aceptan, pero como es festival tenemos que adecuarnos a un festival. Si es un show propio, si no va al centro, pues entonces no me contraten. En un festival se acoplan un poco, porqué, aquí, por ejemplo este año me pasó, estaba corrido más hacia afuera, y yo solicité que lo corrieran, por lo menos, de frente de este PA (izquierdo desde la perspectiva del público), para que por lo menos los ingenieros escucharan mono, de frente, porque si no, ya estás afuera del rango. Esto tiene una proyección, la proyección quiere decir que dependiendo de la marca, sistema y referencia, dice que este sistema tiene una proyección aproximada de 100mts, así que la persona que está en 100mts, o la que está de primero, oyen exactamente igual.
R ¿Pero porqué no estaba entonces en el centro?

F Simplemente porque perdíamos mucha gente, porque el espacio de aquí lastimosamente no es muy grande, no es como un Rock Al Parque que lo hacemos en el Parque Simón Bolivar, (aunque también es lateral, y es más alejado y de eso se quejan mucho las bandas), pero si tú haces un concierto en el simón bolivar tiene 30.000mil, 15mil personas, aquí te caben 8.000 – 6.000 personas.

R ¿Y el corredor qué necesidad tiene?

F El corredor es básico porque nosotros manejamos todo lo que es el cableado, la comunicación que hay entre la tarima y el house mix se transmite a traves de cables, los snakes que llevan toda la información de un lado para otro, tanto luces sonido todo. Los tiramos por fuera del público, para que no estuvieran encima de los cables. | R

Andrés Lopez
Desde 2011 metido en el ámbito del rock local. En octubre del mismo año crea Rockal para compartir y difundir sus gustos musicales. Estudiante de Comunicación Social – Periodismo en UPB Medellín.


DÉJANOS UN COMENTARIO

También puedes leer:

Nos preguntamos quién estaba tras los simples pero bellos vídeos de Oh’laville, y nos encontramos...

¿Cómo ven el proceso Altavoz los profesionales de la música extranjeros? Aprovechamos su visita a...

Desde Venezuela, está creciendo uno de los proyectos revelación de la música alternativa en el...