Nace Salallena.com para permitir al público y artistas de la ciudad, la posibilidad de adquirir sus entradas de forma más organizada, profesional y formal.

 

La música vive otros tiempos al igual que su industria. En Medellín acostumbramos que las boletas nos la venda el músico de la banda, la guarde hasta el día del concierto, y allí podamos pagarle. También, que debemos ir a alguna tienda fuera de lo habitual para comprar las entradas,donde muy probablemente no podamos pagar con tarjetas de crédito, que bien necesarias son a veces con sus cuotas para estos temas del entretenimiento. Simplemente, a veces queremos estar desde nuestra casa, sin movernos de la cama, para comprar las boletas de los conciertos, pero con nuestros artistas locales, se vuelve difícil la vaina.

Entre ese proceso del artista, la venta de su boleta y el público, existen las llamadas tiqueteras. Sucede que muchas de ellas no presentan una condiciones muy optimas para conciertos autogestionados e independientes, que pueden ser entre las 100 y 500 personas. Las tiqueteras, además de pedir un alto porcentaje de servicio y guardar hasta 8 días después el dinero, puede cobrarle adicionalmente a la persona el costo de domicilio y la impresión de la boleta. No está mal para los grandes conciertos y los festivales, que requieren de esta logística para evitar boletas falsas y un control del ingreso. Lo alternativo y la independencia a veces no pueden darse esos lujos. Y con ese objetivo ha nacido Salallena.com, un espacio donde se entiende el contexto que rodea a cada artista. Para saber más sobre este proyecto, hablamos con Juan Alzate, uno de los gestores de esta idea.

 

Rockal ¿Cómo nace la idea de crear Salallena?

Juan Alzate Fueron muchas las razones que nos llevaron a crear Salallena, pero podría decir que la primera es a partir de la necesidad propia, porque nos dábamos cuenta de que era muy complejo para nosotros como artistas independientes y gestores con salas de pequeño formato y eventos que se realizaban desde al autogestión, contar con un servicio de este tipo que fuera comprensivo con nuestras necesidades y características.

Unido a esto, mi hermano Jose Ricardo, coordina el proyecto de difusión de música con la Alcaldía y luego hace una investigación sobre modelos de administración de entidades culturales con más de 25 años en Medellín y descubre que la entrada al comercio electrónico y la gestión de públicos es una necesidad manifiesta de las salas, músicos y proyectos culturales. Luego, nos encontramos con Olga Vasquéz quien estaba adelantando una investigación sobre la gestión y administración del movimiento teatral de Medellín, para su tesis de maestría en gestión y administración cultural de Universidad de Buenos Aires y coincidimos en que esta herramienta era necesaria para lograr fortalecer la relación de estos proyectos con los públicos, porque entre todo lo que se debe hacer para sacar adelante una propuesta artística el tema de los público queda muy relegado y muchos de ellos no tienen un conocimiento sólido sobre el tema que les permita tomar acciones adecuadas. Salallena es el resultado de muchos años de dificultades, experiencias e investigación para tratar de ofrecer alternativas coherentes con nuestra realidad como gestores, productores y artistas. Por eso  también decimos que Salallena no es solamente una página de venta de boletería, es en realidad una plataforma para gestión de públicos, para facilitar que esa relación que es tan vital para nosotros.

R ¿Qué elementos se deben tener en cuenta para crear un tiquetera de eventos?

J.A Hay varias cosas claves: la primera tiene que ver con los trámites de ley para crear un proyecto como este. Fueron casi dos años lo que nos tomó poder cumplir con todas las condiciones que se exigen para obtener los permisos que nos permitiera ser operadores de boletería para salir al aire. Así que eso implicó estudiar todo lo relacionado a esa legislación y además formalizar el proyecto como una empresa. Eso de entrar al sector comercial fue una locura, porque los trámites son todavía más complejos de lo que creíamos y los tiempos son muy lentos. Pero tuvimos la paciencia y la disciplina para ir haciendo paso a paso y poder tener un proyecto que cumpliera todas las condiciones de ley que exigen Mincultura, DIAN, Superintendencias y Ministerio de Comunicaciones.

Lo otro es conocer bien el sector cultural, porque no puedes ofrecer un servicio de forma adecuada si no sabes que necesitan y cómo lo necesitan los productores y programadores. Además, de cuáles son los escenarios que tiene la ciudad, cómo está configurada la oferta y a qué tipos de públicos quieres llegar. Adicionalmente, está la relación con los usuarios, pues debes ofrecerles un servicio que sea práctico, les brinde confianza, respaldo y una atención que sea responsable y eficiente. Por eso el desarrollo de la plataforma es la clave de todo. Ahí tuvimos que ponernos de acuerdo, entendernos en el tema digital de servidores, experiencia de usuario y otro sin fin de cosas que implica tener una página que sea funcional, intuitiva y navegable. Todavía hay muchas cosas que aprender y elementos por fortalecer y descubrir, pero ya en el proceso iremos entendiendo y ajustando cada vez más el proyecto. Eso requiere mucha flexibilidad y creemos que la tenemos.

R Vienen del teatro y de la música con autogestión, ¿qué faltaba en estos sectores para que dispusieran de una tiquetera?

J.A En los teatros el tema de taquilla es muy informal todavía. Por eso buscamos ofrecer una opción que les facilite a ellos tener un servicio que optimice la taquilla y que no los estrese. Ya bastante tienen que lidiar en sus espacios para que uno venga a complicarles el asunto. Por eso los apoyamos en todo lo que podamos para que estén tranquilos en ese tema pero también para que puedan tener venta anticipada de sus temporadas. Para los músicos el tema de preventa es fundamental, así que para ellos poder contar con una herramienta digital que los apoye en el proceso era necesario, porque era demasiado el desgaste que les representaba tener que ofrecer, buscar, contactar y entregar las boletas de sus conciertos. Por otro lado, está la necesidad de comunicar de forma adecuada las temporadas y conciertos, ya que el apoyo que ofrecemos en comunicaciones les permite promover y difundir sus eventos de forma más estratégica. Esa siempre ha sido una necesidad apremiante para el sector cultural en general: cómo comunicar lo que hacemos, de forma óptima, clara para nuestros públicos. Por eso es vital saber segmentar públicos. Ahí también estamos buscando apoyar a los artistas.

Lo otros que nos parece necesario son los indicadores. No hay realmente indicadores de impacto y gestión del sector, que les permitan a los proyectos tomar decisiones estratégicas. Todo se hace más o menos tanteando y suponiendo y mediante encuestas de percepción que no nos muestran de forma coherente qué está pasando con el sector cultural.
R Continuando con la pregunta anterior, ¿desde Salallena qué medidas han tomado para apoyar y hacer más fácil la historia de vender boletas a estos sectores de la cultura?

J.A Pues primero, un servicio de ticketing que sea coherente con las necesidades de los artistas independientes. También en el tema de comunicaciones buscamos hacer un apoyo en redes sociales para facilitar la difusión de los evento, por eso nos aliamos con la Agencia Duende, quienes nos apoyan en el campo de social media, para que sea más eficaz y con Cuarta Pared, para los cubrimientos. También creemos que falta fortalecer el conocimiento sobre cómo hacer más efectivas estas herramientas digitales para los programadores y organizadores. Por eso también haremos algunos eventos como seminarios y conferencias para que entiendan en qué consiste el tema de gestión de públicos y cómo se pueden enfrentar a este complejo y cambiante universo de las comunicaciones en la era digital. En nuestro país tenemos un retraso en más de una década en estos temas de comercio electrónico y el desarrollo de audiencias, así que hay un trabajo muy importante que debemos y queremos hacer ahí para lograr ponernos al día y que Salallena pueda ser una herramienta mucho más interesante y efectiva para ellos.

R  ¿Cómo visualizan Salallena dentro de 3-4 años?

J.A Pues, te diría lo mismo que cualquier proyecto de esta índole desea para su futuro: Ser la cartelera mas amplia del país, un aliado fundamental para productores y programadores independientes, un lugar para informar a la gente sobre lo que pasa en la cultura de nuestras ciudades y tener cientos de miles de usuarios que estén satisfechos con nuestro servicio. A este proyecto le hemos puesto todo: toda nuestra pasión, todas nuestra experiencia acumulada de más de quince años haciendo cultura en el país, todos nuestros estudios, noches de insomnio y recursos. Nuestro eslogan es muy claro: Somos Tercos, y de esa terquedad y obstinación con la que hemos construido esta idea, esperamos alcanzar los objetivos que nos hemos propuesto. | R 

Andrés Lopez
Desde 2011 metido en el ámbito del rock local. En octubre del mismo año crea Rockal para compartir y difundir sus gustos musicales. Estudiante de Comunicación Social – Periodismo en UPB Medellín.


DÉJANOS UN COMENTARIO

También puedes leer:

Nos preguntamos quién estaba tras los simples pero bellos vídeos de Oh’laville, y nos encontramos...

¿Cómo ven el proceso Altavoz los profesionales de la música extranjeros? Aprovechamos su visita a...

Desde Venezuela, está creciendo uno de los proyectos revelación de la música alternativa en el...