AltavozFest2017-Dia2-Publico-23

¿Cómo ven el proceso Altavoz los profesionales de la música extranjeros? Aprovechamos su visita a Circulart para consultarles.

 

La ciudad, previo al inicio de Altavoz, ya tenía el ruido de las músicas alternativas en la calle. Circulart, para muchos el mercado cultural más importante del continente, había empezado dos días antes al festival, lo que permitió que muchos profesionales y artistas de distintas partes del mundo y del país, se reunieran por cuatro días en la ciudad de Medellín.

En ediciones pasadas, Circulart se desarrollaba una semana antes a Altavoz, que tiene como convenio con el mercado cultural el construir una rueda de negocios con profesionales afines a los géneros que presenta el festival (rock, punk, reggae, ska, metal), donde participan las 28 bandas ganadoras de la convocatoria, permitiendo que empiecen a conocer cómo es el movimiento y contacto con productores, empresarios y entidades que están trabajando con la música, y que probablemente, les pueda interesar su producto, que a fin de cuentas son la música y las canciones.

Este año, la sorpresa llevó a que en el mismo fin de semana se realizaran los dos eventos, lo que permitió que todos aquellos que estaban en Circulart, aprovecharan para conocer el festival más grande de Medellín: Altavoz Fest. Dentro del VIP logramos identificar a varios de estos personajes, para abordarlos y preguntarles la primera impresión que les deja el festival y si en su país de origen, existe un proceso similar (un festival pagado todo por el estado, gratuito y de música alternativa). ¡Conózcanlos! 

 

AltavozFest2017-Productores-2

Alejandro Tavares: Soy un promotor cultural desde hace más de 20 años en Guadalajara, Jalisco, México. Hago dos festivales muy importantes en el occidente de la República, Rock x la vida, que tiene 12 años y hago también el Cosquín Rock en la versión México y además hago como 25 shows aproximadamente al año y dirijo una radio rock que se llama Máxima, en el 106.7 FM.

Tenía que venir porque me parece que Medellín es una ciudad muy importante no solamente en Colombia sino en Latinoamérica, me parece que Altavoz es un festival que se ha ganado mucho reconocimiento con el paso de los años porque han salido bandas de acá muy importantes, y también para las bandas mexicanas ha sido una plataforma importante en Colombia.

Una cosa que estaba platicando hace rato, es que me gusta mucho el orden que tiene. Está limpio. Me ha tocado estar en festivales donde hay muchísima basura, este es un festival verde, se ve limpio, me gusta mucho también la actitud de la gente, que viene a divertirse porque en algunos festivales, la actitud es más violenta. Acá está buenísimo que vendan cerveza sin alcohol, eso en otras partes del mundo no funciona así, la gente se pone loca si no les das alcohol, acá la gente está en este mood como de tomar cerveza sin alcohol, me parece digno de rescatar. Otra cosa que se me hace superinteresante, es que los escenarios están megaproducidos, yo he estado en por ejemplo el Vive Latino o el Corona Capital, que son festivales grandísimos de 250.000 personas, y no tienen esta calidad de los escenarios. El ver el escenario principal de hoy, lo bien que está iluminado, la cantidad de pantallas que tiene, justo estábamos platicando con otros promotores que está super bien armado, y hace que las bandas se vean increíbles. Cuando tienes un buen escenario, aunque la banda vaya iniciando, se ve grandísima. Otra cosa es el venue, se me hace que divide perfectamente los dos ambientes, no se saturan el uno del otro, y eso es importante en un festival como este.

Rock x la vida es un festival que tiene 12 años, creo que es un poco más grande que Altavoz, nosotros tenemos 30.000 personas cada edición, pero es muy equivalente al Rock Al Parque, siendo Guadalajara la segunda ciudad, pero somos gratuitos pero con boleta. Se llama así porque es Versus Suicidio. Guadalajara es una ciudad dónde los jóvenes lamentablemente se suicidan muchísimo, en el promedio de 18-25, somos el segundo lugar en suicidios, arriba de la Ciudad de México, hay un problema fuerte de salud, entonces cuando nosotros arrancamos, era otra administración, otro partido, que era el partido de acción nacional, hicimos seis años con ellos, y ahora estamos haciendo seis años con el partido de la revolución institucional (PRI), es algo que ya ha trascendido de los colores y partidos de los gobiernos, para seguirse realizando. El 50% del financiamiento del festival lo realiza el gobierno, el otro 50% la iniciativa privada, que eso también es un caso histórico, porque los festivales públicos generalmente no está auspiciados.

En Guadalajara no hay un festival organizado por el estado, ninguno. Lo mayor que se consigue es que sean festivales así, 50% gobierno, 50% iniciativa privada, es un modelo porque me parece sano, porque tampoco es que te gastes tanta plata en hacerlo, pero le da un poco más de lucimiento la iniciativa privada. Lo que nos funciona muy bien a nosotros, es que la campaña para regalar los boletos, la hacemos en las radios, son con preguntas de cómo prevenir el suicidio en los jóvenes, por eso es Versus Suicidio y celebrar la vida. Habla alguien en la radio, quiero ganarme un boleto, sí, qué debes hacer cuando encuentras un joven deprimido, llamar a la línea de atención en crisisHoy por hoy tenemos una campaña social bestial, grandísima. Lo del boleto es para tener control en el venue, porque más de 30.000 es imposible tenerlos juntos, y hemos tenido carteles tan importantes que podían haber llegado 150.000.

AltavozFest2017-Productores-1

Luis Arias – Diego Navarro

Luis: Representante de Intolerancia Records para Centroamérica y tengo una agencia de publicidad en varios países de la región dentro de los cuales ofrecemos contenidos artistícos para las marcas y proyectos independientes. Ojo de Buey, Aksha, República Fortuna.

Diego: Tenemos una agencia de management (CREAM Management & Production) la cual llevamos artistas costarricences como Voodoo, Alphabetics… además tenemos una productora de eventos como festivales, conciertos, eventos corporativos, además de una compañía de renta de equipos.

L: Salvador me había invitado un par de veces al festival, sabía que era un festival abierto al público, que era un esfuerzo del gobierno y de la parte de juventud para el público joven de Medellín. Me gustan dos cosas, que todos son rockeros, hay una altísima penetración de público rockero, que es un perfil que de vez en cuando se pierde por todas las tendencias indies que hay ahorita, y tal vez hasta las más populares. Demuestra que Medellín es una ciudad súper rockera, me tiene impresionado eso. Segundo, la producción es de primerísimo nivel, el stage principal y este (Norte), maravillosos. Se ve que hay una inversión bien poderosa atrás para soportar esos dos stages.

D: De Altavoz sabía muy poco, vine porque tocaban unos amigos Descartes a Kant de México, y lo primero que me impresionó fue la producción técnica a nivel de equipos dentro de un festival que es con la alcaldía, me parece muy interesante como un festival gratuito, y no por ser gratuito pierde calidad en la propuesta técnica. Lo segundo, lo mismo del público del público rockero, punketo que hay, pero teniendo propuestas tan diversas, folklóricas, es bien interesante a nivel de contenido.

L: Puede tener similitud al FIA (Festival Internacional de las Artes). Son casi 15 días, hay espacio para casi todos los nichos sociales que existan.

D: Festival Internacional de las Artes. Lo que lo diferencia es que es un festival cultural, entonces va a encontrar mucha danza, mucho teatro, la música es muy fuerte pero no es el núcleo. También está el IAFA Fest, es un festival que hace una entidad del Estado llamada Instituto de Alcoholismo y Farmacodependencia, y básicamente es un festival que celebra la vida porque es antidrogas y antialcohol, donde hay una propuesta electrónica y en vivo muy diversa con bandas. El día de hoy (4 de noviembre) se está haciendo con Lumberjack, es un festival gratuito y tiene una buena propuesta técnica.

AltavozFest2017-Productores-3

Salvador Toaché: Tengo muchos años en que trabajo con músicos y un lenguaje que la gente llama alternativos desde las escenas independientes, primero de mi país y afortunadamente ahora con el paso del tiempo, puedo trabajar con diferentes escenas de diferentes países de América Latina.

Intolerancia Records es la estructura a la que pertenezco, con la que me asocié y que empezó por ser una productora, pasó por ser una disquera y hoy por hoy cómo es una estructura de desarrollo artístico que tiene estudio de grabación, agencia de booking, agencia de management, tiene editora musical, representa artistas a diferentes niveles y que sigue manteniendo de una manera necia la producción de discos físicos. Gracias a la estructura tengo la posibilidad de visitar varios países a ver bandas, como es el caso de Medellín.

Estuve el año pasado en el festival, fue una experiencia inolvidable de rock de tierra, rock de agua y rock de lodo, toda una experiencia de ver la gente aguantando el clima y disfrutando, la calidad de las bandas siempre me sorprendió en el sentido de que es un festival netamente de rock, sí es alternativo, a diferencia de muchos festivales en mi país que dejaron de ser rocanroleros. Estos festivales que yo veo en Colombia, particularmente Altavoz, es un festival muy rockero, y lo que he visto es increíble, que se siga ratificando de que la gente en Colombia le gusta el rock. El montaje está impresionante, hablando con los músicos mexicanos que vinieron, estaban sorprendidos por la calidad de la producción. Es una producción de primer nivel, es increíble y es de agradecer mucho que el festival se preocupe por ponerles una producción que sería la que pediría cualquier artista de cualquier parte del mundo, y que tengan la oportunidad de presentarse, que el público tenga de escuchar una producción así, de escuchar a las bandas locales, nacionales e internacionales sonando como están sonando las bandas hoy, me parece algo muy relevante.

El tema en México es que sí son características diferentes, ya que las ciudades como tal no han hecho apuestas por festivales públicos consistentes. Muchas veces acaban las administraciones y a la siguiente administración cambian y no se mantienen. No ha habido una institucionalización sobre un festival en específico, no tenemos ningún festival público que lleve 10 años. Tenemos desde hace algunos pocos años unos cuatro o cinco no más. Un festival que hace el Instituto Mexicano de la Juventud (IMJUVE), que hace un festival muy impresionante en el Zócalo, este año es un festival que dura varios días, que tiene un line up bastante grande, bueno, combinado entre artistas consolidados y emergentes. Esperamos siempre que haya una iniciativa así que dure, y que las nuevas administraciones las mantengan. Tenemos la incertidumbre de qué va a pasar en la próxima administración, si se mantiene el festival o no. Hay otras iniciativas como en Guadalajara, que tienen que ver con festivales de radio. Del lado público está el Rock X La Vida, que es una iniciativa de una radio privada, pero finalmente con recursos que permiten que la entrada sea gratuita. Existe el RMX212 que es otro festival de radio, que es como un festival de ciudad.

Sí hay algunos procesos similares, pero ninguno tan consolidado como festival público, como lo tiene Colombia a través de Altavoz o Rock Al Parque. En el caso México todo depende de la continuidad, cuando cambia la administración, porque hay un tema de intereses privados, donde un político entra y no es sensible frente a una iniciativa, sí a la cultura, pero muchas veces no quieren seguir con un programa o iniciativa del gobierno anterior, rompiendo procesos y no hay un festival público totalmente con dineros del estado que haya durado más de 5 años.

AltavozFest2017-Productores-7

Enrique Blanc: Periodista musical de México. Colabora con Radio Universidad de Guadalajara, Canal 44, también tengo una serie de espacios como colaborador de textos, todo en relación a la música. Soy parte del equipo organizador de FIMPRO (Feria Internacional de la Música), como coordinador de la programación de los showcases, entre otras cosas.

Es la primera experiencia que tengo con Altavoz, había conocido anteriormente a su organizador Felipe Grajales, me había contado un poco las dimensiones, también tengo algún contacto con la gente que hace Rock Al Parque en Bogotá que son festivales muy afines, por el hecho de que son festivales gratuitos para la gente. He estado dándome una vuelta, recorriendo los espacios que tienen los dos escenarios, viendo la oferta musical que ha sido seleccionada, y me gusta, es un festival donde hay mucha juventud, un espacio de libertad completa para que la gente venga a pasársela bien, muy sano, veo que no hay venta de alcohol por ejemplo, y bueno, creo que el programa está bien logrado, me gusta que hayan grupos que gustan a la juventud, también hayan propuestas más sofisticadas como esta que estamos viendo (Ava Rocha) que quizás no es tan conocida y que significa un desafío a los públicos jóvenes. No es solamente quedarse con aquello que quieren ver, sino también ser expuestos a cosas que no tienen tanta información y que también aportan carga cultural a sus experiencias.

No hay al menos en Guadalajara un festival gratuito de estas dimensiones, según sé, han convocado, me contaba alguien, hasta 60.000 personas, hay algunos festivales que tienen una gran convocatoria como el Coordenada, pero que son de paga, hay una inversión por parte de alguien y el interesado va y paga un boleto. A lo largo de ciertas administraciones públicas o de proyectos que tienen que ver con la Universidad de Guadalajara, se han dado festivales que ofrecen públicamente espectáculos. Pero festival de estas dimensiones, gratuito, no lo conozco en la ciudad de Guadalajara.

En México siempre ha habido desde hace unos años como una persecución del rock, en los años 70 eso estaba muy claro. En México también hay otra serie como de consumos musicales, el rock como se ve en muchas ciudades de Latinoamérica, no es la música que más se consume. Hay música de banda, el auge de géneros tropicales, la música pop, entonces creo que las autoridades le tienen un temor a hacer festivales con tanto aforo de personas que tengan que ver como con este tipo de géneros como el rock, punk, metal… de alguna manera también simbolizan cierta rebeldía e independencia y creo que por ese lado, hemos tenido espectáculos de muy buen nivel en ciertos momentos gratuitos en Guadalajara. Recuerdo un concierto con Caetano Beloso, Gilberto Gil y Carlinhos Brown, genial y gratuito, pero el rock siempre genera un estigma para los que están en los gobiernos, prefieren optar por otros estilos de música.

AltavozFest2017-Productores-8

Daniel Diaz: Soy músico, tengo un proyecto que se llama Ramírez Neira y estoy en Medellín en representación de un colectivo que se llama Remolino, de Santiago de Chile, en el contexto de Circulart.

Lo que me llama la atención es la entrada libre, veo a varias generaciones, gente muy joven vinculándose con la música y me parece desde ya, algo muy positivo como un festival masivo puede afectar de manera positiva al desarrollo de una ciudad.

En Santiago hay muy pocas opciones, la mayoría de festivales son gigantes, con producciones internacionales como el Lollapalooza que cuestan un montón para poder entrar, hay otras opciones de festivales organizados por entidades nacionales-privadas, pero también son pagos. Las opciones de entrada libre y gratuita son muy pequeñas, porque generalmente son eventos autogestionados por entidades que no son tan grandes, por eso el contraste con este festival en relación con lo que pasa en Santiago es bastante grande.

En enero existe un festival que se llama Santiago a Mil pero es de teatro, hay muchas obras gratuitas y en la calle, pero también hay obras donde toca pagar. Así que un festival que sea completamente gratuito, no lo hay. El país está muy privatizado y tal vez no hay una política pública que vea en este tipo de eventos una importancia para la ciudad. En Santiago no hay, pero en Valparaiso y en Valdivia sí existen festivales gratuitos, pero es curioso que en la capital de Chile, no existan.

En Valparaiso existe un festival que se llama Rockodromo, organizado por el Consejo Nacional de la Cultura y las Artes y en Valdivia existe Fluvial, en donde hay eventos en la calle, un festival gratuito y conferencias sobre la industria musical. Pero lo más parecido a Altavoz es Rockodromo. | R

Andrés Lopez
Desde 2011 metido en el ámbito del rock local. En octubre del mismo año crea Rockal para compartir y difundir sus gustos musicales. Estudiante de Comunicación Social – Periodismo en UPB Medellín.


DÉJANOS UN COMENTARIO

También puedes leer:

Nos preguntamos quién estaba tras los simples pero bellos vídeos de Oh’laville, y nos encontramos...

Desde Venezuela, está creciendo uno de los proyectos revelación de la música alternativa en el...

La voz desgarrada que caracteriza grandes canciones de Mojiganga, volvió. Acá, la historia del...