Aniversario_Musinet_Veracruz_AltavozTV_2

Una foto vieja y de alta calidad (?) | Nepentes en Aniversario de Musinet.

Altavoz TV, Musinet, Veracruz Estéreo y Radioacktiva fueron los medios tradicionales que, desde la televisión y radio, crearon la última ola de rock local.

 

Una serie de comentarios llovieron alrededor del anuncio que realizamos frente a la desaparición de Radioacktiva del FM. Donde no solamente planteaba un suceso que marca en la emisora y al rock en Medellín como tal, sino también una caída más a la reducción de los medios tradicionales que hay en la ciudad, dispuestos a publicar contenidos alrededor de la música alternativa (incluyendo el rock).

¿De dónde nacieron nuestros grandes referentes mainstream de música local? Hablamos de Mojiganga, Tr3sdeCoraZón, Rey Gordiflón, Providencia, De Bruces a Mí, Popcorn, Nadie, Nepentes, I.R.A., Nueve Once, Código Rojo… Podemos quedarnos mucho tiempo haciendo el listado de las grandes bandas que nacieron en la ciudad desde diferentes géneros, como el reggae, pasando por el punk, ska y hasta el metal.

¿Hoy se puede hablar de un movimiento igual de masivo al que generaron o generan estas agrupaciones? Es bien difícil. Bandas como Asuntos Pendientes, No Señal, Inwaves, La Sinfoniska, o La Toma no generan las mismas cifras en asistencia que lograba la ciudad en los Aniversarios de Musinet, o los conciertos que promocionaban en conjunto Radioacktiva, Altavoz TV o Veracruz.

Un ejemplo que me parece perfecto para describir las cosas que se lograron, es el siguiente: ¡Tr3sdeCoraZón llegó a armar una fila gigante en el Centro Comercial El Tesoro para realizar una firma de autógrafos del lanzamiento de Cien por ciento! El segundo disco de la banda. Sí, leyeron bien, una firma de autógrafos. El incentivo que movilizó al público era poder adquirir el disco y lograr tener la firma y alguna foto con Sebastián, Jorge y Felipe.

Todo eso pasó gracias a Veracruz, donde la gente escuchaba y gustaba de las bandas locales que sonaban allí. Desde la televisión, Musinet presentaba los vídeos de las bandas locales y alcanzó a llevar más de 10.000 personas al Parque de los Deseos para celebrar sus aniversarios. Altavoz TV, por su lado, se volvió en un programa juvenil que de lunes a viernes nos presentaba historias locales a partir del arte, teniendo también un lleno total en el Teatro Carlos Vieco para celebrar una fiesta por sus 4 años y siendo el programa que acompañaba todo el proceso del Festival Internacional Altavoz (cuando Telemedellín le nacía transmitirlo desde el inicio hasta el cierre de programación durante los 3 días).

Y a medida que fueron pasando los años, todos estos espacios desaparecieron. Veracruz Estéreo en 2006, Musinet bajo la batuta de Gustavo Blanco en 2007 (porque el formato continuó, pero enfocado en contenidos más populares) y Altavoz, que nació en 2008, logró sostenerse hasta 2014. Junto con sus cierres, también disminuyó el impulso y formación de público para las músicas alternativas.

¿Cómo nació cada espacio? ¿De dónde salió ese interés por sonar la música local? Hablan Sebastián Regino (de Veracruz Estéreo y vocalista de Johnie All Stars), Gustavo Blanco (ex-presentador de Musinet) y Camila Rivas (ex-presentadora de Altavoz TV, actualmente en Radiónica desde Bogotá), para ubicarnos en lo que sirvió cada espacio para la música de la ciudad, hace más de 10-15 años.

Cuando yo entré a Veracruz sí me preocupé mucho para que empezaran a sonar las bandas de acá, porque yo veía mucho talento y de pronto la gente no les paraba bolas. Yo me acuerdo que empezaba a las 5.00 AM y tiraba bandas como Rey Gordiflón, 5DMenos, Popcorn, cosas así, y la gente las empezó a pedir el resto del día. Yo las metía de contrabando y ya cuando se dieron cuenta qué regaño tan hijueputa me metieron, recuerda Regino en el proceso que tuvo para lograr que Veracruz, poco a poco, empezara a convertirse en la emisora del rock local, como empezó a llamarla la gente.

sebastianregino_veracruz

Desde la televisión, la bandera la cargaba Gustavo Blanco, que llegaba del mundo de la radio, donde en Radioacktiva venía con el interés de promocionar bandas de la ciudad y canciones en español. Recuerdo una pelea pendeja por entrar una canción en rotación: 13 – Todos Tus Muertos. Queríamos poner en programación una canción en español y eso fue una mierda, no nos dejaban, eso era imposible. Y al meter esa canción se volvió número 1 como seis meses seguidos. Después, inició otra batalla por montar un programa de rock en español, que inició José Roldán y terminé haciendo yo: La Cúpula, un ratico los sábados por la tarde, comienza Blanco.

Mientras todo eso sucedía en El Planeta Rock para Medellín, con Blanco a bordo, Yilmar Gómez crea el formato Musinet en 1999. Un programa con noticias de música, vídeos musicales locales e internacionales y farándula, como han sido sus más recientes apariciones tanto en Telemedellín y Teleantioquia. Es por él, que Gustavo Blanco (cansado de las limitaciones por sonar bandas locales en Radioacktiva a cargo de Gabriel Posada), parte de la emisora de Caracol a Veracruz, a ocupar el espacio que dejaba Yilmar, que estaba en Veracruz y ya que debía dedicarle más tiempo a Musinet.

En Veracruz empezamos a camellar programas de rock en español y desde la mañana comenzamos a meter los grupos locales. Ahí empezaron a haber un montón de chicharrones, a haber conciertos, peleas, enredos de ciudad, pero había un movimiento, y puedo decir desde el lado que yo lo veo, que esa época fue la tercera ola de músicos de Medellín. La primera fue por allá la que alcanzamos a conocer que terminó siendo Kraken, Perseo y antes de eso. La segunda, los que van hasta que se acaba Bajo Tierra, que cuando se acaba Bajo Tierra, se acaba la música en esta ciudad desde el ’94, hasta el ’97, que arranca la tercera ola: Coffee Makers, Rey Gordiflón, Tr3sdeCoraZón y toda esta otra historia. Con esa ola, con esa cantidad de gente, con esa cantidad de amigos, fue que se empezaron a hacer conciertos y se empezó a mover el Festival Altavoz, recuerda Gustavo.

La gente fue la que realmente empezó a pedir las canciones. Nos empezamos a dar cuenta de que la gente, al hecho de saber que era música que estaba sonando en Medellín, y que los podía ver en concierto y que podía pasar un montón de cosas, eso generaba algo de cercanía a las canciones que les gustaban. Allí creció la idea, cuenta Regino sobre el feedback que empezó a darle la gente a partir de los sonidos locales que sonaba en Veracruz.

Y en medio de todo ese movimiento que se empezó a generar durante el día a día, Yilmar Gómez se va de viaje y debe entregar la presentación del programa Musinet. Es allí cuando vuelve a recomendar a Gustavo Blanco para ser presentador del programa. Y adentro del canal, ya estaba alguien más: Gabriel Ramírez, mejor conocido como ‘Cuqui’, para tomar la dirección del programa. Fue algo muy divertido porque no teníamos presupuesto de nada y no nos creían ni mierda, ni jopo. Tanto así que nosotros empezamos ese programa en el estudio, dentro de donde se hace el control, porque no teníamos presupuesto para escenografía. En Teleantioquia había un programa que se llamaba Sin rodeos, que lo pagaba una de las Secretarias y era de 4.30 PM a 6.00 PM. Y arrancábamos nosotros. Después, iba el Noticiero. Los dos programas tenían una escenografía grandísima y mucha cosa, literalmente no había posibilidad de montar algo en el estudio. Necesitaban todo el tiempo que nosotros hacíamos programa para ellos montar el noticiero. No teníamos nada.

Y fue el público quien logró que todo empezara a fluir en ambos espacios, tanto la radio como la televisión. La vaina funcionó y el primer año fue una cosa muy divertida, y se vio la necesidad de un espacio propio. Nos sentamos y creamos un proyecto completo y empezamos a tratar de fomentar a los grupos locales. Buscamos y creamos una escenografía de hacer una habitación, y creamos una historia en concreto a eso. Y cuando nos vimos tan en las uñas, teníamos para pegarnos de los amigos y lo poco que conocíamos, y empezamos a proponerles que hicieran videos, y fue muy particular hacer los primeros vídeos de Tr3sdeCoraZón, de Rey Gordiflón. Hacer los vídeos y poner los grupos. Eso fue lo que nos mantuvo y sostuvo peleando durante casi 4 años, porque cada que había Comité de Gerencia en Teleantioquia, de una nos sentaban que teníamos que meter reggaetón y yo me paraba y les vendía, que demuéstreme porqué, yo le demuestro que tengo tantos correos, que me ven en tantas partes del país, y que lo que hago funciona y cada vez crece más, comenta Blanco frente al inicio del programa bajo su mando.

Yo me acuerdo perfectamente que hubo una época en que las bandas no sacaban videos. Eran cosas que se veían muy caras y había bandas que sacaban su videíto por ahí y lo ponía Veracruz. No era algo que se viera mucho. Pero llegó un año en que Popcorn sacó el vídeo de Qué puedo decir. Ese vídeo rotó en todas partes, porque era muy raro ver un vídeo de rock rotando, porque no había. Desde ese vídeo nació la preocupación de las bandas de hacer vídeos. Y ahí nació una camaradería con Musinet, porque también empezó a apoyar a la lata todo lo que era paisa. Ahí empezó a surgir la cosa, comenta Regino sobre la relación que se empezó a construir entre Veracruz y Musinet, creando conexiones tanto desde la radio como la televisión.

Años más tarde, específicamente en 2008, se lanzaba al aire Altavoz TV. Se buscó como un espacio de extensión del proceso del Festival Altavoz, pero intentando integrar otras instancias de la Secretaría de Cultura Ciudadana. Es decir, se dieron cuenta del nivel de éxito que estaba teniendo, después de unas primeras ediciones muy exitosas del Festival Altavoz, y la juventud de Medellín seguía inquieta por más espacios relacionados con la música, el arte y la cultura, y quisieron usar a Telemedellín como un instrumento para acercarse a ese público, inicia Camila para contar cómo nació el proyecto.

Y fue allí donde Altavoz tomó partido en la música alternativa local, ya que en 2007 Blanco se retira de Musinet pues no aguantaba la presión del canal para ampliar los géneros musicales del programa. Yo salgo porque me insistían e insistían de que debía poner pop, de que yo no era dueño del programa y que era un empleado. Pero como empleado me mamé de demostrarles de frente que se podía vender, de llegarles hasta con clientes que deseaban apoyar el programa, pero los embolataban y sacaban por un volado. Me mamé de que fueran tan ciegos. Me estaban diciendo que mi problema era que tenía un público objetivo definido y que eso no se puede porque hay que ampliar el público.

Y a la par, similar al caso de RadioacktivaVeracruz desaparece por cambio de dueño, pues en un principio era de una empresa llamada Radio, Televisión y Medios, que es adquirida por Caracol Radio, donde se empieza a crear la idea de convertir el dial en el formato Los 40 Principales. Siendo aún Veracruz, peleando y patelando, como cuenta Regino, se empezó a reproducir sonidos más pop sin abandonar lo que los identificaba, que era un trabajo realizado. Pero tiempo después, Caracol cortó de raíz e instaló Los 40 Principales para Medellín. A todos nos dijeron que si queríamos trabajar, pero yo renuncié de una porque no me interesaba estar poniendo otra música con la que no sentía conexión. Y todos nos fuimos, realmente. Recuerdo que la última canción que presenté fue Let’s Get Rocked de Def Leppard”, añade Regino.

Mientras tanto, Altavoz TV empezaba a dar frutos dentro del solitario panorama que tenía en medios tradicionales los sonidos locales. Yo siento que cuando llegó Altavoz TV, empezó, desde mi percepción como público y eventualmente ya como periodista y miembro de Altavoz, un cambio o una transición. Empezaron otras bandas a ser referentes de la escena local. Providencia, Rey Gordiflón, De Bruces A Mí, Alcolirykoz, Nepentes. Sin dudas fuimos el único espacio en el que muchos proyectos pudieron mostrar su trabajo, entonces de alguna manera, fue un espacio para ver el resultado de lo que estaban viviendo las bandas colombianas y las bandas paisas a mediados de la primera década del 2000, cuenta Camila Rivas, que aclara que en el primer año y medio Altavoz no tenía unos géneros definidos. De hecho J Balvin, Golpe a Golpe y Hebert Vargas tocaron en Altavoz TV, pero llegó un momento en el que nos dimos cuenta que teníamos que enfocarnos muy bien hacia qué público le queríamos hablar y sobre qué procesos de bandas queríamos acompañar. Pasado un año y medio nos basamos en las 7 categorías del festival.

¿Cómo se puede medir el impacto que dejó cada espacio en la ciudad? Por su parte, Regino cuenta, el impacto es muy grande y se vive ahora años después cuando Veracruz ni siquiera existe. Cuando hace poco Tr3sdeCoraZón celebró su cumpleaños, todo el mundo como, “Claro, fue la música con la que crecimos, la que escuchamos en Veracruz”. Todo el mundo se remitía a eso. Sé que logramos que gente de otras emisoras y otras partes empezara a interesarse por la música que estaba saliendo en Medellín. Ya las bandas se empezaron a preocupar por hacer canciones que también pudieran sonar en la radio. Además, la primera edición que salió del Festival Altavoz, el medio aliado fue Veracruz.

El mismo Yilmar es quien hace los aniversarios. Los tres primeros. Ya para el cuarto entramos nosotros a hacer otra vuelta, y en el segundo año, que empezamos a hacer conciertos, teníamos ya una cantidad de grupos que tocaban parchados, entonces ameritaba hacer un aniversario de verdad. Y el primero fue la locura. No bajan de 10mil pelaos brincando y pasando bueno. Yo esperaba esa magnitud, yo la calculaba. Lo que nosotros hacíamos no era al azar, nosotros teníamos demasiado bien calculadas las cosas, nosotros teníamos una cantidad de gente que nos escribía correos semanales, teníamos un público fijo que sabíamos cuántos eran, recuerda Blanco con los míticos Aniversarios del programa.

Y Camila Rivas, con Altavoz TV, recuerda el cuarto año del programa, cuando decidieron realizar una fiesta (con sabor a despedida). En ese momento cambiaba la Alcaldía. Era un concierto de despedida, porque hicimos una convocatoria y todas las bandas aceptaron de una, sintieron que Altavoz era su casa. No hubo ningún reproche, sabían que era una relación de pares e iguales, de nosotros acompañando su proceso y ellos acompañando el nuestro. Y la gente fue súper bonita. Ese día sentí que por lo que había trabajo y sacrificado por trabajar y estudiar por tantos años, había valido la pena. Nosotros en ese momento no teníamos la certeza de qué iba a pasar con Altavoz TV, porque con cada alcaldía, los proyectos emblema de cada alcalde cambian, como claramente han cambiado. Nosotros lo hicimos como tratando de demostrarnos a nosotros mismos cómo ciudad que Altavoz TV era muy fuerte. Y yo sentí ese día que lo fue. Nos tocó cerrar las puertas del Carlos Vieco, porque estaba a reventar.

Pero todos en concreto sienten que los formatos cumplieron su ciclo. En ese momento era un poco más tendencia el rock que lo que es ahora, y a nosotros Veracruz nos tocó a penas cuando nació el reggaetón. Estamos hablando de hace mucho tiempo. Y no estoy echando culpa. Pero es que la cosas iban por otro lado. Y la gente va cambiando de gusto, las cosas van pasando. Y para muchos lo que pasó en Veracruz fue una etapa de su vida que sí, yo era rockerito cuando era joven, pero ya no, concluye Regino.

Podría funcionar de una forma muy distinta, si dejamos de estar pensando que lo antioqueño o colombiano es una mierda porque lo gringo es una chimba, todo puede cambiar. Si contamos nuestros contenidos y nuestras historias, las de aquí, pero para afuera, la historia cambia. No hay clásicos. No hay grupos súper chimbas del 2000 para acá o del 2010 para acá, porque no hacemos sino escuchar las mismas cosas del 80. No hay éxitos de rock, no hay nuevos personajes porque no los mostramos. Entonces qué toca, a los pelaos les toca pegarse de otros lados a buscar. Youtube, Spotify, y demás, porque los jóvenes hoy son diferentes, están ávidos de cosas nuevas y experiencias nuevas, de música nueva, y no les damos sino clásicos., arremete Blanco.

No sé si necesariamente sea revivir los mismos, a nosotros nos encanta la nostalgia, pero debemos ser ingeniosos. No creo que funcione un programa diario de 1 hora con entrevistas, notas y vídeos musicales. Para los vídeos ya está Youtube, para las entrevistas están otros espacios. Deben ser coherentes a las necesidades y gustos de los públicos. Creo que hace falta, no sé si Altavoz TV, pero sí hacen falta espacios para la difusión de los procesos de las bandas, cierra Camila Rivas. | R

Andrés Lopez
Desde 2011 metido en el ámbito del rock local. En octubre del mismo año crea Rockal para compartir y difundir sus gustos musicales. Estudiante de Comunicación Social – Periodismo en UPB Medellín.


DÉJANOS UN COMENTARIO

También puedes leer:

Con el último disco de los Meridian Brothers como excusa, decidimos hablar con María Angélica...

Nos preguntamos quién estaba tras los simples pero bellos vídeos de Oh’laville, y nos encontramos...

¿Cómo ven el proceso Altavoz los profesionales de la música extranjeros? Aprovechamos su visita a...