Parque Obrero Boston Medellín Antimili Sonoro 2017

Volvía después de seis años el Antimili Sonoro a Medellín, pero en esta ocasión, no los dejaron ni montar su tarima. Aquí lo que realmente sucedió.

 

El pasado sábado, después de 6 años de ausencia en la ciudad, el Festival Antimili Sonoro quería volver a salir al ruedo para proclamar, por medio de la música y expresiones culturales, sus principios: estar en contra de toda actividad militar que suceda en los territorios, impidiendo una sana convivencia y libertad de los ciudadanos.

En esa misma tónica, el festival hace un ejercicio de resistencia contra el Estado y por ende toda institucionalidad. Los recursos llegan por medio de cooperación internacional para el desarrollo de Colombia como fundaciones, agencias u organizaciones que promueves distintos movimientos sociales, como lo es por ejemplo, el antimilitarismo; o en su defecto con autogestión y dinero propio.

Con todo esto, el Antimili regresaba al Parque Obrero del barrio Bostón, dónde había sido su última edición con un lleno absoluto. Pero mientras realizaban el montaje, llegó la fuerza pública a cancelarlo por falta de permisos, los cuales ellos (el festival) no solicitan por tener que tramitarse con la Alcaldía y Gobierno, quienes son responsables administrativa y políticamente de los atropellos y accionar de los actores militares en los territorios.

Les bastaba con informar y reunirse con la comunidad (para ellos, los verdaderos agentes de poder), que en años anteriores, permitió la realización del evento. “Pensamos que cualquier actividad la debe validar la gente del barrio, que vive allá, y no alguien que trabaja de lunes a viernes en una oficina y que puede no conocer el barrio, como sucedió este año. Así habla Kanábico, uno de los organizadores, frente al tema de no solicitar permisos frente a Espacio Público (entidad que regula para el Estado el uso de espacios) y contar únicamente con la aprobación de la gente.

Pero en esta ocasión, la actual Acción Comunal del barrio Los Ángeles,  impidió desde su vicepresidenta, el Antimili Sonoro planteando dos puntos: un posible deterioro de las calles y el parque, que dos semanas después van a recibir al Papa Francisco, pero a una cuadra del lugar. Las casas se están pintando y organizando porque harán parte del recorrido del mayor jerarca de la iglesia católica. Y por el otro lado, la vicepresidenta mencionó a su conveniencia, los hechos de violencia que ha sufrido el concierto: dos asistentes fueron asesinados (por grupos armados sin identificar) después de finalizada la jornada en ediciones anteriores. Además de relatar otros hechos confusos que no concuerdan con los registros de buena convivencia por parte de la organización.

Por eso la policía al llegar, entendiendo la naturaleza del evento no solicitó los permisos regulares que requiere un evento, simplemente hizo la labor de ir a cancelar un evento que no contaba con la aprobación de la vicepresidente de la acción comunal del barrio. No hubo confrontación ni culpa de la policía, pues llegaron a conversar y explicar que si la acción comunal daba el aval, no tenían porqué molestar, cosa que en últimas no sucedió.

En la organización han llegado varias versiones extraoficiales de lo que pudo haber sucedido detrás de la cancelación. Primero, que las monjas del Hogar San José son muy vinculadas a la vicepresidenta, y que le solicitaron la negación del evento. También, que desde la administración se visualizaba frenar el proceso de este movimiento antimilitarista, sabiendo que actualmente la administración municipal lleva a cabo en toda la ciudad un plan de aumento de las acciones militares, para contrarrestar los problemas de seguridad, derivados del control territorial que ejercen grupos al margen de la ley. Sin embargo, contra todos estos inconvenientes, los asistentes decidieron quedarse en el parque para realizar una jornada que acompañaron entre canciones, guitarras acústicas y un pequeño bafle, porque aunque no haya Antimili Sonoro, seguirá habiendo antimiliaristas. | R

Andrés Lopez
Desde 2011 metido en el ámbito del rock local. En octubre del mismo año crea Rockal para compartir y difundir sus gustos musicales. Estudiante de Comunicación Social – Periodismo en UPB Medellín.


DÉJANOS UN COMENTARIO

También puedes leer:

Donkristobal y La Toma harán parte del cartel de uno de los festivales más grandes de...

Tras dos años en el Aeroparque Juan Pablo II, la administración actual de Altavoz decidió llevarlo...

Siguiendo la misma línea de Soy Yo, Bomba Estéreo presenta el video del segundo sencillo de Ayo...