Opinion-YoutubeBandasLocales

Que pereza Facebook, ¿qué hay pa’ hacer? Acá le tenemos una solución que le aporta a usted, a un amigo, amiga, a la banda que le gusta y la música local.

 

Estaba pensando seriamente en cerrar mi cuenta personal de Facebook.

La verdad me mamé de navegar por ese mar de comentarios negativos, juicios de valor, perros, gatos y bebes rompiéndose la jeta contra el pavimento y mucho ruido visual sin importancia.

Estuve a punto de cerrarlo pero mucho de mi trabajo lo desarrollo en ese medio, hago reuniones, primeros contactos, chats interminables, recibo regaños de López porque no le he entregado esta columna, anuncios de conciertos y otras vainas que pasan.

Por ahí, también me actualizo de info de fina coquetería como el cartel del Sancocho Fest en Tuluá (severo parche), las nuevas grabaciones, discos y videos de parceros como Alcolirykoz (discazo) y De Bruces a Mi, supe que Deftones vuelve a Colombia (como los Militantex ganaron el año y les fue también en 2017 nos regalamos la boleta para ir a llorar apenas salga Chino Moreno al escenario), por facebook también me enteré de la salida de Geo-Localizados el nuevo material de Juanse Molina y cómo va el libro del escritor argentino Pablito Wilson sobre reggetón, con el que se hará rico y me regalará (gracias a esta mención), su camiseta de Michael Jackson que posteó hace poco en su muro.

Como sé que esta publicación se está pareciendo mucho a eso que tanto critico sobre lo que otros ponen en Facebook, les voy a contar por qué razón no cerré mi cuenta y de que va toda esta alharaca.

Esta semana vi un post de Jose Pablo Arbeláez que lo cambió todo (Chepe, el mismo que es productor en La Finca Estudio, que nos hace cantar como fans de Pimpinela con sus canciones en Matute / 42 Pueblos Fantasmas y el que mantiene como una uvita las guitarras de Juanes en sus giras).

En unos renglones y de forma muy acertada, Chepe hacía una crítica sobre la forma en la que Youtube y sus políticas de distribución de contenidos se chinga a los pequeños creadores, habló sobre la labor de músicos independientes que compiten a la par con empresas multinacionales en ese medio e incluso planteaba acciones de promoción que pueden generar un gran impacto sobre un nicho específico.

La verdad no escribió nada de lo que dije. Solo invitó a sus amigos a compartir y seguir los canales de bandas locales por Facebook para que sus contenidos fueran más relevantes.

Captura de pantalla 2018-02-13 a las 6.17.49 p.m.

No se quejó y propuso, eso de entrada me gustó. Me reí un poco, abrí Word y empecé estos renglones, para potenciar ese post y que le llegara a más personas. Esto me hizo recordar a otros que convierten su ejercicio de creación en algo relevante. HÁGALO USTED TAMBIÉN, ya se irán sumando personas a su iniciativas si las sabe contar bien.

Los movimientos artísticos o sociales no empiezan posteando una y otra vez la pelea de una niña a fuera del salón de clases, comienzan con acciones simples y replicables, como la de unos músicos de nuestra ciudad tocando afuera de los colegios a la hora de salida, esto se llama A la salida nos vemos y en Castilla la gente de Ciudad Frecuencia les cuenta con gusto como lo hicieron, ¿qué pasaría si le enseñamos a pelaos a cantar, bailar, escribir canciones y hacer graffitti en una cuadra donde antes pasaban otras cosas? Eso se lo puedes preguntar a los Crew Peligrosos, o hablen con La Doble A y Ciudad Comuna sobre su experiencia junto a una escuela de Hip-hop llamada Zona 8 y que hicieron para empezar a resignificar el lenguaje de la guerra en su territorio (ya viene minidocumental sobre esto), todo comienza con un link de una banda de Medellín que tiene canciones que te gustan y terminas en un medio de comunicación escribiendo una columna sobre los amigos que admiras.

Recomiende sin miedo una banda que invite a pensar, a compartir y a cantar duro. Lo peor que le puede pasar es que le devuelvan el favor y se lleve una bonita sorpresa. La mía es Nadie, una atemporal que acaba de revivir y que tiene impulso pa’ rato. 

Si está aburrido a esta hora mientras mira Facebook, haga click en cada uno de los nombres que aquí menciono, revise que están haciendo y escríbales para proponerles algo, un cruce de camellos, un parche o algo indecente. Seguramente le dirán que sí, porque cuando alguien llega proponiendo hacer y no quejarse, la vida se pone más interesante. | R

Continua la conversación con Gustavo en su Instagram: @octopodo.


DÉJANOS UN COMENTARIO

También puedes leer:

En el día de los inocentes, no podíamos dejar atrás lo que pareció una broma pero no lo fue, en la...

“(…) Haber visto a NADIE tras tantos años es equivalente a recordar las cosas que importan por sí...

Intentamos resumir todo lo que sucedió antes, durante y después del festival más importante de...