Libres – La Doble A

Discos  /   /  Por Andrés Lopez

 

Si hay una banda que tristemente ha sido subvalorada en Medellín, se llama La Doble A. No pienso discutirlo. Quiero pensar que fue la mala suerte la que llevó a que esta agrupación nunca explotara en nuestro territorio, ni tampoco haya podido salir a otras ciudades del país. Quiero pensar que fue la mala suerte la que impidió un ruido mayor a sus canciones, impecables y poderosas como ellas solas, para que le llegaran a los oyentes de esta ciudad. Que esa mala suerte tuvo que ver en lo tercos que fueron algunos para aceptar, escuchar, y detallar a esta banda.

Pero bueno. Ya hice mi descargo. La Doble A presentó en el marco de sus dieciocho años su quinta placa discográfica. Se titula Libres (2016). Desde su concepción ya cuenta con algo distinto a los demás, y fue la forma de su presentación y lanzamiento. 5 canciones fueron presentadas a manera de sencillos en el transcurso de dos años. Desde abril de 2014, hasta el 12 de febrero de 2016, esta banda presentó Mañana nos retiramos ft. Nano de Nepentes, Jackie Chan, Un rockero en navidad, El baile del fin del mundo y Cindy. Posteriormente, el 28 de octubre presentaron las 3 canciones que completan el álbum: Wait, Niño bomba y Libres. Adicional a estas, y para redondear a 10 canciones, sumaron una versión de La chica del metro, junto a Huguito Irrisari de Doble Fuerza (Argentina), y un Live Session de Mañana Nos Retiramos, sin Nano.  Por eso, para abordar este disco, estaría mal hecho hacerlo del track número uno hasta el diez. Dividirlo en dos partes, como su método de lanzamiento, es la forma idónea de desmenuzarlo.

Mañana nos retiramos fue el primer aviso. Su letra, una descarga de la realidad propia de La Doble A y, seguramente, de muchas bandas nacionales sobre lo que es estar metidos dentro de la escena del rock colombiano. Un sonido fuerte y agresivo, a ritmo rápido y que coquetea al hard rock es el sonido de la canción. Distinto a todo lo que hay detrás. Lo saben y lo mencionan: “antes que nos comparen, somos conscientes: este estilo le suena mucho a mejor a Nepentes. Por su parte, Nano se vuelve un elemento importante dentro de Mañana nos retiramos, su voz, única en este país, le sigue dando el aire agresivo del que menciono más arriba, da un color totalmente distinto pero familiar, además de convertirse inconscientemente en un apoyo a la historia que cuenta la banda.

Acá seré duro. ¿Dónde quedaron las letras inspiradoras de La Doble A? Llega Jackie Chan. Se pasa de Voy a cambiar de color, voy a regalarte el sol, para acostarme esta noche y despertar con vos a Puedo pasar mil noches sin dormir, y no me importa si voy a morir, porque yo soy la última estrella que le queda al RockN’Roll. Sigue, si fuera héroe sería Superman, si fuera chino sería Jackie Chan, porque yo soy la última estrella…. Jackie Chan junto a El baile del fin del mundo son los lunares de Libres (2016), la culpa la tienen sus líricas. Justamente es el elemento más importante, en lo personal, de una canción. El mensaje. En La Doble A se cumplía a cabalidad y superando expectativas en sus anteriores discos.

Pero bien. Lo jodido de todo esto es lo atronador que está sonando la banda. La música es una putería. Disculpen la expresión, pero creo que las formalidades no llegan a calificarlo de la manera que amerita. Jackie Chan presenta cuatro compases, cuatro tempos distintos. Todas tienen una justificación sonora magnifica, y el rockn’roll explota en una calidad asombrosa en manos de Nicolás, Tadeo, Sierra y Ángel. Ambientes, detalles, sonidos ocultos desde sus mismos instrumentos. Libres (2016) es para ponerse audífonos o en el equipo de sonido de la casa, sentarse, y escuchar todo lo que hay oculto, que es muy coqueto.

Todo lo que diciembre significa, se siente y suena en Un rockero en Navidad, hecho por La Doble A. Una historia graciosa y particular de una familia donde entra un novio rockero a la niña de la casa. Ese cuento tiene vídeo, se los recomiendo. La música cambia entre el rock duro y el ritmo navideño, además de una guitarra que amerita a la época que desarrolla la letra. Se puede bailar y poguear. Punto para La Doble A.

El segundo lunar: El baile del fin del mundo. Igual que Jackie Chan, tiene una estructura sonora impresionante, donde batería, guitarras, bajo y detalles de sintetizador conjugan a la perfección posterior a un la tierra va a explotar, solo cuenta 3 segundos: 1, 2, 3…. Ojalá cuando el mundo se acabe y explote, el sonido que escuchemos sea el posterior a ese conteo de la canción. La letra, se los resumo en dos líneas:Quiero hacerte el amor toda la noche, no te muevas voy por el viagra en coche. Descansa mi defensa en contra de la letra.

Cindy fue el último sencillo lanzando previo a presentar al álbum. Es el track más explosivo del álbum. Al igual que Mañana nos retiramos, su letra es ingeniosa. Estar sin aquella persona que complementa la vida de uno, sin ti yo soy como Romeo sin Julieta, como ir al cine y no comer crispetas, (…) como Nairo y Rigoberto sin sus bicicletas. Todo esto contado desde un riff que marca el ritmo de los demás instrumentos, y como en todas las canciones del disco, esta toma otro rumbos, no alejados, sino necesarios y que complementan Cindy. El cierre lo marca el Ensamble Vocal de Medellín, del que hace parte el bajista Nicolás, con la siguiente frase In the name of the lord, I pray for my soul. Find me my lord Jesus somebody to love.

Continuan las 3 últimas canciones. Las que le dieron presentación final a Libres (2016), siendo una de ellas, la que le da nombre al álbum. 3 canciones que, como mencionaba Tadeo en una nota previa al lanzamiento, tratan una temática que La Doble A en sus 15 años no había dado su postura: la situación actual de Colombia.

Wait. La canción que abre el disco. Paciencia, no desesperar, hay problemas pero no tan grandes. La melodía para los malos momentos. Todo camino a una situación de la ciudad, que puede parecer graciosa, pero es una realidad: no tienes que tirártele al Metro. “La noche está oscura pero aún se puede ver, tu luz viene brillando por dentro. RockN’Roll, coqueteo con el punkrock, y una descarga final que se acompaña de un grito ¡Wait!.

Continua Libres, una reflexión sobre el pueblo a despertar, del sistema que tenemos alrededor, que nos consume. Lo musical va acorde al mensaje, que da esa sensación del camino a algo. Pero en realidad, se vuelve una canción pasajera dentro de todo el disco.

Por último, la mejor del discoNiño Bomba. La rabia e indignación a tantas cosas que pasan ante nuestros ojos, y que todo nos parezca normal, a que todo lo que sucede día a día en este país, y en esta ciudad, nos parezca ya parte del paisaje. De forma lenta en lo musical, Camilo Ángel toma el micrófono y empieza a nombrar uno por uno los personajes, palabras y hechos que tenemos como país. Colombia, el país más feliz de mafiosos y polvo para la nariz, empieza a narrar Tadeo en la estrofa, donde muestra una capacidad de rima impecable. Todo hace parte de un entorno sonoro oscuro, denso, lodo musical. Hay que escucharla, y ojalá todos los que son ciegos ante lo que nos sucede también, para que entiendan todo lo que pasaba acá.

En conclusión, Libres (2016) es un disco para el amplio espectro rockero de la ciudad. Mucha gente lejana a La Doble A se ha empezado a acercar a esta banda, pues encuentran ya un sonido que los atrapa, pero que a la vez, no aleja, sino que fideliza más a los seguidores de antes que tienen. Algunos se sentirán incómodos por las letras, pues dejan cosas por desear, pero esta etapa ha incluído en la escritura a los cuatro, por lo que vuelve más un trabajo de equipo la composición de las canciones. Espero que La Doble A obtenga el reconocimiento que se merecen con este disco. | R

8.0Calificación Rockal

Andrés Lopez
Desde 2011 metido en el ámbito del rock local. En octubre del mismo año crea Rockal para compartir y difundir sus gustos musicales. Estudiante de Comunicación Social – Periodismo en UPB Medellín.


DÉJANOS UN COMENTARIO

También puedes leer:

  Asustar es una de las labores más complicadas del mundo del cine, no por nada se caen a pedazos,...

  Los discos deben aguantarse por sí mismos, deben defender lo que tienen para decir desde la...

  Dos años tuvimos que esperar para conocer lo nuevo de Bomba Estéreo, y fue al escuchar Duele que...